¿Cómo evitar la desinstalación de tu app?




“Uninstall” es cuando un usuario desinstala una aplicación de su dispositivo. Esta es una de las métricas más difíciles de mejorar, ya que tienes que ser muy consciente de los motivos por los que se produce y puede haber diferentes explicaciones para ello. Puede ser que los usuarios no tengan suficiente espacio en sus teléfonos o que haya un pequeño error en tu aplicación que arruina por completo la experiencia del usuario y lo lleva a la desinstalación.


Pero hay otras razones que son más difíciles de descubrir, como por ejemplo un mal diseño que hace que el usuario no se sienta atraído y que le tome mucho tiempo y esfuerzo realizar una acción en la app. Incluso a veces tu producto no es apto para el mercado (puede ocurrir), por lo que no tiene sentido mantener una aplicación que realmente no resuelve el problema del usuarios ni le genera ninguna satisfacción.


Por eso, entender y mirar de cerca tu tasa de desinstalación con tu socio de medición de dispositivos móviles (MMP) es útil, es una métrica que te ayudará a entender qué puede estar pasando con tu producto y por qué/cuándo tienes churn o tasa de cancelación de usuarios.


Las cifras de desinstalación asustan a todos los profesionales del marketing.


Sabías que:


¿Más de 1 de cada 2 aplicaciones que se descargan se desinstalan en 30 días?


Eso es mucho, ¿verdad?


El índice de desinstalación varía en función de la vertical de la aplicación, pero la verdad es que no pinta muy bien para nadie. La tasa de desinstalación en general varía entre el 46% y el 53% según el informe realizado. Otro dato relevante es que la tasa de desinstalación de Android es 2 veces mayor en comparación con la de iOS.


El COVID también está cambiando la forma en que los usuarios consumen las aplicaciones e interactúan con ellas. La industria móvil vio un gran aumento en las instalaciones (orgánicas y pagas) debido a los cierres y al trabajo desde casa, ya que la gente tiende a tener más tiempo libre ahora. Pero este tiempo libre también se tradujo en la tasa de unistalls, ya que los clientes están dispuestos a probar nuevas aplicaciones, ya que si una aplicación no cautiva al usuario desde el principio, es muy probable que la desinstalen.


5 acciones que te ayudarán a reducir tu tasa de desinstalación tras esas alarmantes estadísticas:


  1. En primer lugar, asegúrate de estar midiendo la tasa de desinstalación con tu MMP, la cantidad de marketers que no utilizan o no miden esta métrica sigue siendo muy alta.

  2. Intenta crear el mejor onboarding que puedas. La tasa de desinstalación siempre es más alta el primer día que un usuario instala una app, lo que significa que tu aplicación tiene que cumplir su objetivo y enganchar al usuario desde el principio. Reúnete con tu equipo de producto. La mayoría de las veces el proceso y la experiencia de onboarding provienen del propio producto y no de las expectativas establecidas por las campañas de adquisición de usuarios.

  3. Establecer unas expectativas realistas también es importante, así que intenta mejorar la descripción de tu play store, las creatividades y los copies de los anuncios. Así comunicarás exactamente lo que vas a ofrecer, de este modo los usuarios no se sentirán frustrados y será menos probable que se desinstalen la app.

  4. Comprende qué medios te aportan la menor tasa de desinstalación. Cada medio llega a un determinado tipo de audiencia y usuarios. Si analizas, verás diferentes comportamientos entre todos ellos, utiliza eso a tu favor.

  5. Revisa tu configuración de privacidad. La desinstalación de aplicaciones que no tienen una política clara de mantener la privacidad y los datos de los clientes a salvo y para sí mismos se está volviendo muy común, así que presta atención a eso también.


Ahora que ya conoces mejor los índices de desinstalación y algunos consejos para evitarlos, ¡ponlos en práctica! No olvides medir todo y documentar tus esfuerzos.