Web móvil vs aplicación móvil: ¿Quién tiene una mejor conversión?

Hoy en día, todas las empresas son conscientes de que tener presencia móvil es clave para expandir su negocio y conseguir más clientes. En la pandemia, las marcas se dieron cuenta de que necesitaban crear esa presencia o mejorarla tan rápido como pudieran, de lo contrario perderían mercado frente a los competidores. Solo para que te hagas una idea de la importancia del mercado móvil, hoy más del 52% de todo el tráfico de internet a nivel mundial proviene de dispositivos móviles y este número se prevé que crecerá aún más en los próximos años.


La mayoría de las empresas son conscientes de esta tendencia y se adaptaron asegurándose de que sus sitios web sean compatibles con dispositivos móviles. Pero que sean mobile-friendly no es suficiente. El siguiente paso que debes dar es optimizar tu aplicación móvil para mejorar tu marca, ventas y experiencia del usuario.


Según una estudio realizado hace algún tiempo, las aplicaciones móviles convierten mucho más que la web móvil.


Fuente: Button 2019 Mobile Commerce Report: H1 Analysis


Las razones de esto son varias. Enumeramos algunas para que puedas comprender por qué las apps convierten más:


Más personalizadas


Con una app, es más fácil recopilar información sobre el comportamiento del usuario en tiempo real. Con esa información puedes dar sugerencias y mostrar contenido diferente en función de lo que están haciendo. Crear una experiencia personalizada es más fácil para las aplicaciones y eso genera que los usuarios se involucran más y tengan una mejor experiencia.


Mejor comunicación


Con una app, tienes la libertad y la flexibilidad de comunicarte con los usuarios en cualquier momento a través de mensajes in-app, como ya mencionamos en nuestro posteo anterior “¿Cómo enganchar y retener usuarios con los mensajes in-app?”. Las notificaciones en la aplicación tienen un gran rendimiento y son tremendamente efectivas si se configuran en el momento adecuado. La web móvil no tiene este tipo de función.



Utilizan el móvil a su favor


Dado que las aplicaciones se instalan directamente en el dispositivo, muchas de ellas pueden mejorar la experiencia del cliente, haciendo uso de las funciones del dispositivo, como cámara, gps, lista de contactos... Un ejemplo que se ha utilizado mucho hoy en día es que en lugar de tener que completar todos los formularios con la información de la tarjeta de crédito, algunas aplicaciones ya tienen la opción de completar automáticamente con solo tener o sacar una foto de su tarjeta de crédito.



Menor recorrido


A la gente normalmente le gusta consumir contenidos o utilizar el servicio de una empresa de la forma más rápida y eficiente. Al tener una aplicación instalada en su dispositivo, solo necesitan un par de pasos para llegar a lo que están buscando. En cambio, en la web móvil, los usuarios deben abrir un navegador, buscar su sitio, luego hacer click en él para llegar a la página de inicio y luego comenzar a buscar el contenido o servicio real que desean.



Mejor UX y UI


Los sitios web móviles normalmente se desarrollan para tener funcionalidades básicas y ser utilizados desde diferentes tipos de dispositivos, por lo que no se pueden explotar todas las funcionalidades posibles para mejorar la experiencia del usuario. Una aplicación, por otro lado, usa, rastrea y mejora (al menos debería) sus funcionalidades muy a menudo para que la experiencia del usuario dentro de la app sea la mejor posible.



Más rapidez en uso


Los sitios web dependen de los servidores web para almacenar toda la información que se muestra, por eso es posible que el contenido tarde un poco más en cargar, ya que la velocidad también depende del rendimiento del navegador, el proveedor de alojamiento web, el plan de alojamiento, el aspecto físico y la ubicación del servidor. Las aplicaciones también utilizan Internet para mostrar y almacenar información, pero algunas de las funciones están precargadas en la aplicación instalada y no requieren tanto para cargar el contenido y los servicios. Cualquier segundo de retraso puede tener un gran impacto en la tasa de conversión de tu aplicación, así que ten eso en cuenta.


Estos son solo algunos de los muchos factores que contribuyen a que las aplicaciones móviles tengan una conversión mucho mejor en comparación con la web móvil. Las tendencias son claras, el desarrollo de una aplicación y la importancia de la misma es la clave para todos los negocios.


La conclusión más importante aquí y el siguiente paso es trabajar en todos los detalles posibles de tu aplicación para mejorar tu producto y brindar la mejor experiencia al cliente. Esto no solo

te brindará mejores tasas de conversión e ingresos, sino que también hará que tu aplicación crezca en términos de usuarios de manera orgánica.


En Rocket Lab, buscamos ser la empresa líder en Latinoamérica para el crecimiento de aplicaciones, ayudando a anunciantes y agencias a través de estrategias publicitarias en diferentes medios digitales.


¡Contáctanos para más información!